viernes

dije familiar

No tiene mucho sentido compararse con los demás pero aquí voy:
vivo con una persona que tiene una relación muy cercana con sus padres, por cuestiones logísticas ve o pasa por la casa de la madre dos o tres veces a la semana, ella lo espera con comida, mates, chocolate. El padre también está presente, una vez por semana viene a casa y conversa con nosotros.
EN CAMBIO Mis viejos no aportan mucho a la dinámica familiar. A papá lo veo menos de una vez por mes, por wasap me manda audios de 9 segundos y yo le contesto con texto "bien". A mamá le escribo o llamo cuando estoy triste, me aconseja que me divorcie y que busque trabajo.
fin de la comparación

A veces a la noche me despierto porque la nena tiene miedo y viene a nuestra cama, no sé porqué me desvela zarpado entonces me quedó ahí un poco apretujada entre ronquidos ajenos preguntándome qué será de mí que mis viejos (medio) no quieren *inserte aquí un verbo querendón*. van cayendo las fichas fantasmagóricas: frases, observaciones,  mi vieja con un hacha y un martillo, mi papá jugando a los jueguitos. se revelan universos paralelos donde hago altruismos, llamados, terapia, confrontaciones, monografías, constelaciones. por la mañana se me ocurren un montón de salidas lógico-prácticas para este embrollo neurótico me quedo con dos
let it go.
let it be.

y si hay alguien que tiene la culpa pues no seré yo.
(1) mensaje sin leer de mamucha: es un virus


\_(ツ)_/¯